Porteñas | Alquileres

Se achica la oferta

El mercado de alquileres para vivienda permanente atraviesa una situación dramática. Se redujo la oferta un 16% en el caso de los monoambientes y un 62% en general. Por eso, la disponibilidad de unidades en oferta es mínima y se imponen las publicaciones en dólares. Además, de todo el universo de unidades disponibles para operaciones en el sector, apenas el 6% se ofrece en alquiler extenso. Así se acelera la suba de precios y su imapcto en el bolsillo de los trabajadores asalariados. Balvanera es uno de los seis barrios más demandados de la ciudad. Buscan regular los alquileres temporales.
Buenos Aires, 30 de mayo de 2023. La disponibilidad de unidades de viviendas en alquiler permanente atraviesa un mínimo histórico que no deja de profundizarse cada mes. A la par, el mercado de los alquileres exhibe el predominio abrumador de las opciones temporales, un cambio que se hace evidente en la cantidad impactante de inmuebles que se ofrecen directamente en dólares. En ese contexto, los valores no han hecho más que ascender en el último año y hoy el precio promedio de un departamento de dos ambientes en Capital Federal supera los 90.000 pesos.

Según un relevamiento de la Universidad De San Andrés (UdeSA) y MercadoLibre, de todas las operaciones posibles en el segmento inmobiliario, apenas el 6 por ciento corresponde a alquileres. El guarismo expone una caída contundente de la oferta y una reducción drástica en la cantidad de contratos nuevos a largo plazo que se cierran.

El trabajo expone que en el primer trimestre del año la oferta de inmuebles de un ambiente se redujo 16 por ciento versus igual período pero de 2022. Por su parte, la disponibilidad de departamentos de dos ambientes cayó 12 por ciento en igual lapso.

A tono con esto, un trabajo reciente de Reporte Inmobiliario señala que la disponibilidad de unidades usadas para alquileres extensos descendió con potencia entre marzo y abril. El análisis arrojó un derrumbe de la oferta por demás de preocupante.

"En abril pasado la cantidad de departamentos de 1 a 4 ambientes usados disponibles para alquilar en la Ciudad de Buenos Aires fue de 1.084 unidades. El número resulta ligeramente inferior a la existente en marzo cuando se ofertaban 1.098. La cantidad actual de unidades que salen al alquiler es un 62 por ciento menor a la que podían hallar quienes buscaban un alquiler en marzo del año pasado", precisó la consultora.

Asimismo, el monitoreo de UdeSA y Mercado Libre señala que entre los pocos inmuebles destinados al alquiler el tipo de moneda que predomina para su cotización es la divisa estadounidense. Así, más de la mitad de los departamentos que se promocionan están en dólares.

Barrios más demandados

En cuanto a los barrios más demandados, Caballito, Palermo, Belgrano, Recoleta, Villa Urquiza y Balvanera encabezan la nómina de las zonas que concentran el mayor interés por parte de los potenciales inquilinos.

El informe asegura que el precio promedio de un monoambiente en la Ciudad ya supera los 90.000 pesos, mientras que el valor para alquilar de un inmueble de dos ambientes se ubica en torno a los 150.000.

Las cotizaciones más elevadas para ese tipo de unidades se presentan en Palermo (318.550 pesos), Recoleta (220.000), Belgrano (200.000) y Núñez (174.322). Siempre según UdeSA y MercadoLibre, los valores "fueron impulsados por una menor oferta y mayor dolarización de los precios de alquiler".

Reporte Inmobiliario expresó en un informe reciente que "la fuerte caída de la oferta viene acompañada del incremento de los valores solicitados mes a mes, que superan incluso los altísimos índices de inflación".

El trabajo arrojó que la suba interanual correspondiente a abril fue del 188 por ciento para los monoambientes, ascendió a 156 por ciento para los departamentos de dos ambientes, y osciló entre el 142 y el 167 por ciento para los inmuebles de tres y cuatro ambientes.

"Promediando el incremento de los valores medios de la oferta de departamentos usados en los últimos 6 meses, los monoambientes aumentaron un 10,68 por ciento mensual, las unidades de un dormitorio el 9,91, y el 10,85 y 12,5 por ciento, respectivamente, los alquileres de los 3 y 4 ambientes", detalló la consultora.

"Resulta evidente que la imposición de mantener congelado el precio del contrato por 12 meses consecutivos con inflaciones que superan el 7 por ciento anual y más del 100 interanual resta unidades a la oferta del alquiler tradicional. Y que la escasa que surge lo hace a un valor que intenta obrar de cobertura para asumir la depreciación del idéntico valor en pesos que se percibe durante el año", concluyó.

Buscan más regulaciones para los alquileres temporales

Legisladores porteños del Frente de Todos (FDT) impulsan un proyecto de ley en la Legislatura porteña con sanciones más duras ante irregularidades en los alquileres temporarios.

“Dejar la planificación urbana y el derecho a la vivienda en manos del mercado aleja la posibilidad de acceso a la vivienda ya no solo en propiedad, sino también en alquiler”, manifestó a Página|12 el principal impulsor del proyecto, Matías Barroetaveña.

Este proyecto contempla que la Agencia Gubernamental de Control (AGC) se encargue de la supervisión, en vez de entes del área de Turismo. También estiman aumentar el costo de las multas para promover la inscripción en el Registro de Alquileres Temporarios Turísticos.

Se pide un registro específico para las plataformas que ofrecen este tipo de servicios, para hacer más transparente qué personas físicas y jurídicas son parte de esta actividad comercial.

El Área Urbana del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM) elaboró un informe y concluyó que hay 30.000 ofertas de alquileres temporarios en 22 ciudades argentinas. La mitad de las ofertas están en CABA.

“Hay que controlar el crecimiento de los alquileres temporarios que ayudan a agravar el aumento del déficit habitacional en Argentina”, sostuvo Guadalupe Granero, una de las autoras del informe.


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario