Comunales | Venta callejera

Operativos en Once

Los √ļltimos d√≠as de enero concentraron a una gran actividad del estado porte√Īo para impedir la venta callejera en el centro de Once. Levantamiento de puestos callejeros, cierre de kioskos que vend√≠an cualquier cosa menos diarios, allanamientos de dep√≥sitos que surt√≠an de mercader√≠a y de alimentos en condiciones precarias de salubridad a los buscas que los revend√≠an en la calle, hubo de todo en poco tiempo. Incluso movilizaciones de protestas y denuncias de procedimientos irregulares. Buenos Aires, 3 de febrero de 2014. En las acciones realizadas se secuestr√≥ gran cantidad de comida en mal estado, aparte de realizar operativos de desalojo a manteros. ¬ďSe preparaban viandas que luego se repart√≠an en la v√≠a p√ļblica. Adem√°s, se secuestr√≥ un veh√≠culo utilizado para la log√≠stica¬Ē, inform√≥ la Polic√≠a Metropolitana. ¬ďEstamos hablando de mercader√≠a robada¬Ē, sostuvo la Vicejefa de Gobierno en relaci√≥n a la venta callejera. ¬ďEntraron en nuestras casas c√≥mo si fu√©semos delincuentes; pero somos gente trabajadora¬Ē, refutaron manteros.

En varios procedimientos, la Polic√≠a Metropolitana realiz√≥ decomisos de comida y mercader√≠a vendida en las veredas de Balvanera. Junto a personal de Espacio P√ļblico de la Ciudad, en la avenida Pueyrred√≥n desde la calle Mitre hasta la avenida Corrientes, se secuestraron discos compactos y ropa, por infracci√≥n a la ley de marcas, seg√ļn informaron el jueves 30.

En total se levantaron 30 puestos ubicados sobre Pueyrred√≥n, entre Bartolom√© Mitre y Per√≥n, y tambi√©n sobre Rivadavia, entre Pueyrred√≥n y Castelli. A su vez, una de las pocas personas que se resisti√≥ al desalojo fue demorada por prender fuego un cesto de basura e intentar agredir al personal policial, seg√ļn noticias urbanas.

En lo que va del a√Īo, el Ministerio P√ļblico Fiscal ya realiz√≥ 35 allanamientos en algunos locales que funcionan como dep√≥sitos o cuya actividad no encuadra en el rubro para el cual fueron habilitados, incluso en algunos de esos casos se dio intervenci√≥n a la Justicia federal.

LA INVESTIGACI√ďN DE LA COMIDA

D√≠as atr√°s, el √°rea de Contravenciones y Faltas de la Polic√≠a Metropolitana realiz√≥ un allanamiento en un local ubicado en Pichincha 167, contaron fuentes policiales y detallaron que se trataba de un sitio usado ¬ďcomo lugar de preparaci√≥n y distribuci√≥n de los alimentos que luego vendedores ambulantes comercializaban ilegalmente en puestos ubicados en los alrededores de la estaci√≥n de Once¬Ē.

Las viandas all√≠ preparadas se distribu√≠an luego ¬ďen autos particulares que no estaban habilitados para el traslado¬Ē: ¬ďEn el procedimiento, tambi√©n participaron inspectores de la Agencia Gubernamental de Control y personal de la Direcci√≥n nacional de Migraciones. Adem√°s, en el lugar hab√≠a un s√≥tano donde viv√≠an personas¬Ē.

La Fiscal de Cámara Dra. Verónica Guagnino dio el aval de hacer indagaciones, en el marco de la investigación integral donde se implica a organizaciones dedicadas a la venta ilegal callejera en la Ciudad de Buenos Aires.

¬ďEl local se encontraba oculto detr√°s de persianas met√°licas y carec√≠a de habilitaci√≥n. Las personas que all√≠ trabajaban no contaban en ning√ļn caso con libreta sanitaria; la higiene del lugar era realmente deplorable, los distintos productos (chicha, pollo, hortalizas, arroz, fideos, carne, pescado, ceviche, huevo y otros) se encontraban apoyados directamente en el piso del local, sin ninguna protecci√≥n y expuesta a todo riesgo de contaminaci√≥n¬Ē, detall√≥ un comunicado al respecto.

Los ba√Īos eran utilizados para ¬ďacopio de botellas pl√°sticas usadas, que rellenadas eran distribuidas con chicha¬Ē (la bebida m√°s vendidas en los puestos ambulantes del Once). ¬ďSe detectaron cucarachas, excremento felino, verduras y carnes en estado de putrefacci√≥n. Ninguno de los alimentos cumpl√≠a con la cadena de fr√≠o correspondiente, no pose√≠an la rotulaci√≥n reglamentaria, ni con las condiciones bromatol√≥gicas adecuadas, por lo cual se decomis√≥ en forma inmediata el total de los alimentos y el local fue clausurado¬Ē, contaron.

Por otra parte, se secuestr√≥ un Volkswagen Santana utilizado para la log√≠stica y 10.300 pesos en efectivo. El veh√≠culo ¬ďfue interceptado en la Av. Rivadavia 2700 y era conducido por el encargado de esta organizaci√≥n¬Ē.

VIDAL DEFENDI√ď EL OPERATIVO

Frente a este panorama, la Vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal expuso: "Me parece que cuando hay mafias el Estado no se puede rendir. Nosotros venimos dando una pelea contra estas mafias desde hace mucho tiempo. Esta no es una situación aislada. Ya lo hicimos en Florida, Constitución, Retiro. Y en cada caso uno encuentra las mismas situaciones: estamos hablando de mercadería robada, de mercadería cuyo origen no se puede explicar".

"Es un delito (la venta de mercadería ilegal), y estas son las mafias que administran ese delito", sustentó en relación al desalojo de manteros en el barrio de Once. Son puestos que "no están autorizados", narró Vidal.

"La ciudad s√≠ autoriza puestos en zonas y ferias determinadas. Incluso hay una ley de la Legislatura que autoriza 250 nuevos puestos. La Ciudad los ha ofrecido, pero los vendedores no se quieren trasladar. En algunos casos han obtenido amparos judiciales que les permiten seguir estando donde est√°n. Nosotros seguimos recurriendo a la Justicia porque eso es competencia desleal, que est√° expresamente prohibida en el c√≥digo convencional porque perjudican a los comerciantes que s√≠ pagan los impuestos", se√Īal√≥ la Vicejefa de Gobierno.

"En el caso de Once además la instalación estaba desbordada y estaba facilitando la tarea delictiva de pungas, porque la gente tiene poco espacio para caminar. Se ha decomisado una cantidad de mercadería que no se explica por alguien que está realizando una actividad de supervivencia. Estamos hablando de miles y miles de pesos de mercadería ilegal. Esto ya está judicializado, está interviniendo en el caso de Once una fiscal", sostuvo.

REFUTACI√ďN DE MANTEROS

Los vendedores que tenían su mercadería en las veredas de Once cortaron el viernes dos carriles de la avenida Corrientes a la altura de la calle Larrea. Pidieron que les devuelvan relojes, joyería, cinturones y otros artículos. Denuncian que se los sustrajeron con violencia.

Por caso, Macodou Seye, uno de los j√≥venes senegaleses en cuyo hogar entr√≥ la Metropolitana, cont√≥ a T√©lam que ¬ďcerca de las 5 de la ma√Īana yo estaba ba√Ī√°ndome para empezar a trabajar y mi compa√Īero dorm√≠a. De repente se escucharon muchos golpes y gritos en el pasillo y cuando abr√≠ la puerta tapado con una toalla lo primero que vi fue un arma¬Ē.

¬ďLos polic√≠as estaban uniformados pero no nos dijeron qu√© quer√≠an ni qui√©n los mandaba. A mi amigo lo despertaron golpe√°ndolo con un arma y a los gritos nos hicieron poner arriba de una cama toda la mercader√≠a, nuestro dinero, los celulares¬Ē, record√≥.

El joven inmigrante denunci√≥ que ¬ďse llevaron toda la mercader√≠a, nuestros tel√©fonos y nuestras computadoras personales, pero no nos dijeron a d√≥nde ni por qu√©. Yo perd√≠ m√°s de 6.000 pesos s√≥lo en cosas que vendo, y mi amigo 15.000″.

Nar Fay, otro de los manteros senegaleses, dijo a T√©lam que ¬ďno s√≥lo irrumpieron en nuestras casas, adem√°s esta ma√Īana nos levantaron las mantas a todos los que est√°bamos trabajando sobre Corrientes, es muy injusto porque nosotros todo lo hacemos honestamente¬Ē. ¬ďQueremos trabajar en paz, vinimos a Argentina a tener un mejor futuro, queremos a este pa√≠s y somos decentes, no merecemos que nos discriminen as√≠. Adem√°s hoy la polic√≠a metropolitana me sac√≥ cerca de 20.000 pesos en mercader√≠a¬Ē, describi√≥.

Bernardette, otra de las manteras afectadas, cont√≥ que ¬ďentraron en nuestras casas c√≥mo si fu√©semos delincuentes; pero no somos mafia, somos gente trabajadora que siente a la Argentina como un segundo hogar y que as√≠ la respeta, queremos que tambi√©n nos respeten a nosotros¬Ē, afirm√≥.

¬ďEl estado argentino ya nos reconoci√≥, ya tenemos todos nuestros papeles de residencia y adem√°s estamos empadronados en el monotributo y pagamos impuestos por nuestra actividad, no estamos haciendo cosas ilegales, ¬Ņpor qu√© la ciudad no nos acepta?¬Ē, expuso Bernardette.

Omar Guaraz, dirigente mantero del movimiento de vendedores libres, asegur√≥ en di√°logo con T√©lam que ¬ďtodo esto es una fantochada del gobierno porte√Īo que apa√Īa a las verdaderas mafias¬Ē.

¬ďEl subsecretario de Espacio P√ļblico porte√Īo, Patricio Di St√©fano, dijo hace poco ante los medios que los vendedores libres somos mafia y que por eso nos persigue, pero lo que no dice es que √©l defiende a los verdaderos mafiosos¬Ē, subray√≥.

Guaraz denunci√≥ que ¬ďlos grandes empresarios nucleados en las c√°maras comerciales de la ciudad son los que todos los d√≠as vuelcan en las veredas millones de pesos en mercader√≠as a trav√©s de manteros que son suyos, y a ellos el gobierno porte√Īo no los toca¬ď.


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario