Comunales | Día del Amigo

El creador nació en San Cristóbal

En 1969 un argentino impactado por las imágenes de la llegada del hombre a la Luna, lanzó la iniciativa de recordar esa fecha como el Día del Amigo. Se llamaba Enrique Febbraro. La propuesta prosperó y cada 20 de julio se la celebra en varios países. En 2008, a los 84 años Febbraro falleció. Había nacido en el barrio de San Cristóbal el 7 de julio de 1924.
Buenos Aires, 20 de julio de 2021. ¡Feliz Día del Amigo y de la Amiga a todas nuestras y nuestros lectores!! Este día recuerda a los afectos que se van ganando a lo largo de la vida. Pero, ¿por qué justo el 20 de julio se celebra el Día del Amigo? Son pocas las personas que conocen el origen de este festejo.

El 1969, otro 20 de julio fue el día en que por primera vez el hombre pisó el suelo lunar. El argentino Enrique Febbraro consideró que ese primer paso del hombre en la Luna era un momento único tanto desde una perspectiva histórica como sentimental. Tanta fue su fascinación por este día que creó la teoría de que ese gran paso era una demostración de amistad de la humanidad al universo. Esa noche, en su casa de Lomas de Zamora, donde se había mudado, el Dr. Febbraro decidió iniciar la epopeya de enviar 1000 cartas en 7 idiomas a más de 100 países.

Casi sin esperarlo, pero con gran orgullo, recibió 700 respuestas que apoyaban su iniciativa. Desde entonces hasta la actualidad, el mundo recuerda que, el mismo día en que Neil Armstrong ponía su pie en la luna, un argentino declaraba esa fecha el Día del Amigo. De esta forma, se nombró el 20 de julio como el día internacional para compartir un trago, una risa, una buena charla y un mismo sentimiento de amistad que nos une en momentos únicos.

El Dr. Febbraro nació en el barrio de San Cristóbal el 7 de julio de 1924, profesor de psicología, filosofía, historia, músico, odontólogo y Doctor en Odontología. Para su fin visitó organismos nacionales, gubernamentales, municipales, políticos, religiosos, personas notables y amigos para que adoptaran la idea y luego la difundieran. Su tarea se llevaba a cabo con un lema: "Un Pueblo de Amigos es una Nación Imbatible", y destacaban que sería una celebración ética, sin fines de lucro ni de fomento al consumo. 

Febbraro, fallecido el 4 de noviembre de 2008, fue además locutor de radio y masón, condición por la que entabló una profunda amistad con Edwin Aldrin, coronel de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, quien compartió misión especial con el astronauta Neil Armstrong. En una entrevista con el diario La Voz del Interior destacó: "La amistad es la virtud más sobresaliente porque es desinteresada de todas maneras". Hoy, además de en nuestro país, en Brasil, Uruguay, Chile y España se celebrará la amistad gracias a su iniciativa.

Poco a poco fue logrando su cometido, primero fue el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que con su decreto Nº 235/79 autorizó la celebración y le dio un marco legal. Luego se fueron sumando distintas entidades y extendiéndose por toda la Argentina y por algunos países de América Latina, como Brasil y Uruguay.

Miembro del Rotary Club y del Club de Leones, recibió la distinción Paul Harris por la Fundación Rotaria Internacional. Acreedor de varias distinciones: fue designado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires en 1989 y en Miami 1992; condecorado en San Pablo, Maipú (Chile), Mar del Plata y Resistencia. Declarado "Mayor Notable Argentino" por la Cámara de Diputados de la Nación en 2003. 

Socio Honorario del Círculo Argentino de Odontología. Premio Academia Nacional de Odontología, 2003. Invitado de Honor en Numerosas Conferencias Distritales, Centenares de reconocimientos de Rotary Club Latinoamericanos. Mereció innumerables distinciones: la más importante, ser nominado en dos oportunidades al premio Nobel de la Paz. Una frase del Dr. Febbraro que se hizo famosa "Cuando llueve comparto mi paraguas, si no tengo paraguas, comparto la lluvia". 


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario