Historias de nuestra comuna | Del corralón al mercado

El Mercado Spinetto

Don David Spinetto, un inmigrante italiano llegado desde Génova en 1870 se radicó con su familia en la zona donde hoy se encuentra ubicado el Palacio del Congreso Nacional y levantó en el predio un corralón de materiales.
Buenos Aires, 2 de junio de 2020. Su visión empresarial lo llevo a comprar en 1886 la manzana comprendida entre las  calles Moreno, Matheu, Pichincha y Alsina, una fracción de tierra conocida como Jardín del Pensamiento por donde corría el arroyo Manso.

Allí emprendió la construcción de un edificio, donde fundó e instaló en 1894 el Gran Mercado de Concentración Mayorista, que fue por años el centro distribuidor más importante de la ciudad: el Mercado de Buenos Aires, conocido popularmente  como Mercado Spinetto, que cumplió funciones de abastecedor y proveedor de frutas, verduras y hortalizas. 

El edificio ocupó en su cuerpo principal una superficie de 20.000 metros cuadrados. Tenía dos plantas y tres subsuelos donde funcionaban una planta frigorífica, una fábrica de hielo y una planta de vapor generadora de electricidad.  

El Mercado fue inaugurado el 28 de Julio de 1884 en medio de grandes festejos gastronómicos mientras la ciudad vivía un proceso de crecimiento, a medida que se incorporaban a la producción agrícola las tierras pampeanas y se multiplicaba el número de habitantes por la intensa inmigración. 

En 1918 se construyó en las manzanas contiguas el anexo del Spinetto que funcionó como mercado mayorista, al que llegaban las carretas de las quintas de los suburbios con sus frutas, carnes y otros productos alimenticios que se distribuían por distintos lugares de la Ciudad de Buenos Aires. Así el Spinetto se constituyó en uno de los cuatro mercados concentradores y distribuidores que tenía nuestra ciudad,  junto con el Mercado Dorrego, el  Abasto de Buenos Aires y el Mercado de Liniers.

Los puesteros  mayoristas -la mayoría de ellos de origen italiano y español- así como muchos trabajadores peones y changarines del interior, vivían en el mercado ubicados en una hilera de cuartos de la planta alta y los abastecedores alquilaban las piezas del primer piso. 

En  la planta baja se expendía carne al por mayor y al menudeo. En las galerías del primer piso se vendían pollos, huevos, frutas, verduras y comestibles al por menor. 
Cerca de ochocientos carros llegaban diariamente al Mercado con productos frescos de las fincas vecinas. Hacia 1920 también un tren y un tranvía los acercaban al Mercado.

El Mercado Spinetto cerró en 1986 y las actividades de concentración y distribución de alimentos frescos se trasladaron al Mercado Central de Buenos Aires en La Matanza. Entonces se proyectó el reciclaje del edificio para transformarlo en shopping y comenzó a desarrollarse el proyecto Shopping Spinetto. 

La Cooperativa “El  Hogar Obrero”, un viejo emprendimiento de Juan B. Justo al que se debe también la primera “casa colectiva” de Perón al 2000, remodeló el viejo edificio respetando estructuras interiores y el frente original declarado de interés histórico y arquitectónico. A su quiebra en 1991, una empresa privada se hizo cargo del lugar e instaló un hipermercado y varios locales comerciales. Uno de estos espacios es  desde 2018 la sede comunal 3.

Norberto Alonso



Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario