Comunales | Empresas en crisis

Centenares pierden su trabajo

En pocos d√≠as, dos firmas importantes con sede en el √°rea industrial del barrio de Balvanera anunciaron el cierre de sus plantas fabriles. La sastrer√≠a Agrest y Freddo, la conocida elaboradora de helados anunciaron que no continuaran sus actividades. Freddo piensa tercerizar la producci√≥n en otras f√°bricas de helados y Agrest declar√≥ su quiebra, aunque los propietarios continuar√≠an su actividad con otra firma. Los que perdieron fueron los trabajadores. Son 60 en Freddo y 196 en Agrest. Se suman a los del Centro Gallego, en crisis de hace meses; los de Oca, con una amenaza de quiebra y los de muchos peque√Īos y medianos comercios que cerraron en los √ļltimos meses.
Buenos Aires, 11 de setiembre de 2018. Con el anuncio de una "reconversión" de su negocio, la empresa Freddo dió la mala noticia a sus trabajadores el jueves pasado mediante un comunicado. La empresa, líder en su rubro, decidió cerrar la planta de producción de los helados Freddo, ubicada en Venezuela y 24 de noviembre, enfrente del predio del Hospìtal Ramos Mejía y a dos cuadras donde hace tres meses atrás cerró la distribuidora de productos de limpieza Primo Hermanos, dejando otras decenas de desempleados.

Freddo es una cadena que en parte pertenece al fondo de inversi√≥n Pegasus creado por el ex vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, al igual que Farmacity. Decidieron tercerizar la fabricaci√≥n y mantener abiertos los locales de venta. Seg√ļn fuentes de la compa√Ī√≠a, el cierre de la planta se enmarca en "un proceso de reconversi√≥n del negocio". Ya eran conocidos los problemas financieros de la empresa, que desde hace unos meses ten√≠a cartel de venta. Inclusive, hubo varios interesados en adquirirla, entre ellos la multinacional Unilever, que talla en el mercado alimenticio.

Respecto del cierre de la f√°brica, fuentes vinculadas al gremio de los pasteleros confiaron a este diario que "no hubo conversaciones" sobre la decisi√≥n de la compa√Ī√≠a. "Solo sab√≠amos que iban empezar a franquiciar los locales", se√Īalaron. 

Freddo cuenta con 80 locales, de los cuales la mitad son propios y el resto, franquiciados. En total, tiene 287 empleados: 60 trabajan en la planta, donde hasta anoche permanec√≠an en sus puestos de trabajo ante el temor de ser echados. 

Seg√ļn fuentes gremiales, antes del cierre de la planta se ven√≠a hablando de la voluntad de la compa√Ī√≠a de franquiciar el negocio. Y afirmaron que, desde mes pasado, se abri√≥ un programa de retiros voluntarios.

Seg√ļn Luis Hlebowicz, titular del gremio de pasteleros, la medida "fue una sorpresa". "Esperemos que se pueda ubicar a la mayor cantidad de compa√Īeros porque son trabajadores con mucha experiencia", dijo.

La quiebra de Agrest

La casa de sastrer√≠a Agrest S.A. cerr√≥ e inform√≥ una supuesta quiebra a sus 196 trabajadores y trabajadoras con un papel pegado con cinta en la puerta de la f√°brica. La ma√Īana del lunes 3 de setiembre el barrio de Once amaneci√≥ con la noticia del cierre de una f√°brica y comercio de ropa. Agrest comunic√≥ a sus trabajadores la supuesta quiebra de la empresa y decidi√≥ dejar 196 personas en la calle.
 
En la esquina de Alsina y Avenida Jujuy, un grupo de personas protestaba frente a la puerta del lugar donde confeccionaban trajes y ropa muy elegante, que los dos locales de la marca lucían hasta el sábado en sus vidrieras. En el lugar sobre Jujuy, funcionaba la fábrica y al lado uno de los comercios.

Los due√Īos de Agrest pagaban salarios que rondaban los $16.000, en teor√≠a, por jornadas de 9 horas y media de lunes a viernes. Seg√ļn denunci√≥ una de las trabajadoras, nunca les pagaban lo que correspond√≠a. "A m√≠ me deben casi dos meses, el aguinaldo y las vacaciones y en los vales que nos daban nos pagaban lo que ellos quer√≠an, ni siquiera nos daban la plata que ten√≠amos que cobrar. Siempre nos manosearon como quisieron. No sab√≠as si ibas a ir con mil pesos, con dos mil pesos a tu casa los viernes. Y nunca nos aportaron a la Anses".

"Al otro local ubicado sobre calle C√≥rdoba lo vaciaron el s√°bado. Hac√≠a diez a√Īos que no cobr√°bamos el sueldo al d√≠a, haciendo horas extra, con repros. Ven√≠an a cortar el gas o el agua y lo arreglaban con coimas, estaba todo preparado" sostuvo Pedro Monzillo, otro trabajador de Agrest.

"Como quien dice estos se√Īores se tiraron a la quiebra ellos mismos. Ten√≠an un acuerdo con AFIP para no pagar aportes ni ART. Despu√©s hicieron una empresa paralela para financiarse ellos mismos. O sea, con la empresa nuestra original cobr√°bamos monedas mientras ellos facturaban fortuna con otra empresa que hab√≠an hecho. Era una empresa fantasma sin ning√ļn empleado. Lleg√≥ un momento en que facturaban 20 boletas de Agrest y 100 de la otra empresa, Ideas y Dise√Īo Siglo XXI".

"Con la otra empresa hab√≠an facturado entre 70 y 80 millones, m√°s 8 millones que se quedaron de los aportes nuestros. En el Banco Provincia est√°n sus cuentas. Somos 196 familias. Dec√≠an que √≠bamos a seguir hasta que un d√≠a decretaron una quiebra que seg√ļn la jueza era con continuidad el 3 de agosto. Siguieron comerciando con un s√≠ndico que los defend√≠a m√°s a ellos que a nosotros. Siguieron facturando y trabajando en los locales como si no pasara nada. Ahora nos encontramos con la empresa clausurada, pero no hay ninguna faja de la jueza ni firma de ella. La √ļnica firma es la del abogado de ellos. Ellos mismos cambiaron la cerradura. Nadie se comunic√≥ con nosotros. A esto lo vaciaron entre s√°bado y domingo. Lo que indigna es la impunidad que tienen porque hace a√Īos que vienen as√≠", finaliz√≥ Monzillo.


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario